Teresa Ortega

Teresa Ortega

La música tradicional, al final son nuestras raíces, es nuestra identidad, aquello que realmente tenemos que sentir como nuestro. Antes la música tradicional era más popular porque era realmente la única música que tenía el pueblo, ahora tenemos acceso a mucha música muy diferente pero al final cuando escuchamos la música popular es cuando reconocemos lo que somos y nuestras raíces. Es una música que se ha transmitido en muchas generaciones y yo creo que es muy importante no perder esa música que es nuestra.

Me parece perfecto que existan unos materiales que recojan la música popular y que además esten hechos adrede para trabajar en la escuela. Creo que es muy importante que la música popular se recoja porque al final, si es de transmisión oral, sabemos que hay mucha música popular que se ha perdido y que no podremos recuperar nunca. Si se recogen las músicas populares y tradicionales en papel y también en audio, es mejor para que duren en un futuro y además si están adaptadas para trabajar en la escuela me parece perfecto porque así los maestros tenemos la posibilidad de poder enseñarlo a los niños y a los jóvenes, que son quizás, los que hoy en día menos música popular escuchan y la escuela es el medio perfecto para poder recoger esa música popular y que los niños la aprendan. Por lo tanto estos materiales son los adecuados para que estos niños puedan aprender nuestra música.

El flabiol es un instrumento popular valenciano que, a pesar de que no se conoce, es un instrumento que a partir de ahora, desde hace poco más de cuatro años, está comenzando a trabajarse, a conocerse más, no sólo entre los dulzaineros, sino también en algunas escuelas que empiezan a trabajar el flabiol. El flabiol es un instrumento nuestro, tiene las características adecuadas para que lo puedan tocar los niños en la escuela y, por lo tanto, ya que en la escuela tenemos que transmitir música, tenemos que enseñar a tocar un instrumento para facilitar ese aprendizaje de la música y tenemos un instrumento nuestro, popular y que es fácil de tocar, pues pienso que es el instrumento adecaudo para enseñar en las escuelas.

Hice el trabajo de introducción del flabiol en la escuela como alternativa a la flauta dulce porque nunca he acabado de entender que sea una flauta dulce alemana la que estamos utilizando en España cuando tenemos muchos instrumentos populares y sabemos de la existencia de algunas flautas que son también adecuadas para trabajar en la escuela. Entonces, como yo ya sabía que el flabiol estaba comenzando a utilizarse en algunas escuelas, como maestra, también quería saber cuáles eran las ventajas y desventajas del flabiol como alternativa a la flauta dulce para trabajar en clase e hice este trabajo, primero para saber estas ventajas o desventajas que tenia el flabiol frente a la flauta dulce; también para saber cómo están trabajando los que ya lo están utilizando en la escuela; y también si realmente era un instrumento adecuado para trabajar la música popular en la escuela, que es una de las lineas que quiero seguir como maestra.

Teresa Ortega
El flabiol en la escuela, click aquí

Publicado en Entrevistas y etiquetado , , , .
David Reig Delhom

David Reig Delhom

1’80 de altura; calzo un 44; camiseta talla XL; unos 85 kgs. En función de la temporada; llevo gafas y el pelo largo. Además doy clases de música en secundaria desde hace 24 años, los últimos 19 en el IES Sanchis Guarner de Silla (València), donde dirijo un coro; participamos en el proyecto Com Sona l’ESO y muchas más actividades que realizamos desde el instituto; también soy socio de AULODIA, la asociación de profesores de música de primaria y secundaria de València; y estoy empeñado en difundir nuestra música tradicional porque creo, como muchas otras personas, que disponemos de un patrimonio musical y cultural inmenso, grandioso, colosal, extraordinario y casi infinito tanto en calidad como en cantidad. Por eso se me ocurrió la realización del proyecto Canta, toca i balla.

Un comentario

  1. Pingback: El flabiol en la escuela - materiales para el aula de música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *