Josep Alcover

Josep Alcover

Seguimos haciendo música tradicional porque esa música huele a nuestra tierra. Es muy importante que nosotros, la gente que tenemos una cierta edad, una experiencia en el sentido que sea que la cuidamos, que la labramos, que la cantamos para que la gente que viene detrás pueda recoger los frutos (suena la campana del campanario). El gordo, la campana grande: esto es tradición también, porque se repite muchas veces y queda como tradición.

La música tradicional huele a nuestra tierra, es aquella con la que nos hemos criado en la que nos hemos educado, cuando éramos pequeños, las canciones que sin saber quién las ha enseñado, quien las ha transmitido a los niños las cantan, todas las generaciones ... hay que cuidar, hay que cuidar mucho porque si la perdemos perderemos uno de los pilares fundamentales de nuestra cultura.

Y es importante que elaboramos materiales porque hay un proceso de sustitución de las canciones tradicionales por otros que nos vienen impuestas desde fuera vía televisión, vía internet los niños están sujetos a una serie de influencias …
Las canciones que forman parte de la tradición son como una herencia que recibimos y que debemos transmitir, y si puede ser lo debemos transmitir con más fuerza aún de la que lo hemos recibido, y hablo desde las canciones de pequeños, las danzas , los bailes, canciones de beber …
Todas las recibimos, a lo largo de nuestra vida las vamos escuchando, las vamos aprendiendo, las vamos disfrutando, las vamos cantando y debemos hacer que los que vienen detrás también lo sigan haciendo.

Es interesante que el flabiol se introduzca en la escuela. Cada instrumento tradicional tiene una forma de pensarse. Los músicos "clásicos" que venimos del conservatorio pensamos que la flauta es más interesante porque es más sencilla, porque está en "do", porque no hay alteraciones. Pero lo que pasa es que cada instrumento, y ahora me refiero a la dulzaina y el flabiol como un instrumento para poder introducirse en el mundo de la dulzaina, tiene una forma de pensarse y es una forma que termina siendo tuya y acaba no siendo complicada. Hay sacos en Mallorca que la tonalidad es "do sostenido", cada uno tiene su complicación técnica y yo no le veo impedimento para que el flabiol pueda trabajarse en la escuela. Es una herramienta bastante fácil para que el alumno pueda introducirse en las melodías y en los acompañamientos también y en alguna parte también asumiendo el protagonismo en las músicas tradicionales valencianas.

Es que lo que se dice en contra del flabiol es que está en "re", la nota más grave de la dulzaina es re, entonces debes utilizar el "fa sostenido", pero esto realmente cuando empiezas a trabajar lo ves que no es ninguna dificultad, y mira, la dulzaina tiene esa forma de pensarse y no hay ningún problema, no es ni más sencilla ni más difícil.

Josep Alcover

David Reig Delhom

Ver entradas de David Reig Delhom
1’80 de altura; calzo un 44; camiseta talla XL; unos 85 kgs. En función de la temporada; llevo gafas y el pelo largo. Además doy clases de música en secundaria desde hace 24 años, los últimos 19 en el IES Sanchis Guarner de Silla (València), donde dirijo un coro; participamos en el proyecto Com Sona l’ESO y muchas más actividades que realizamos desde el instituto; también soy socio de AULODIA, la asociación de profesores de música de primaria y secundaria de València; y estoy empeñado en difundir nuestra música tradicional porque creo, como muchas otras personas, que disponemos de un patrimonio musical y cultural inmenso, grandioso, colosal, extraordinario y casi infinito tanto en calidad como en cantidad. Por eso se me ocurrió la realización del proyecto Canta, toca i balla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Audioart Ediciones | Rafa Monllor .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Iberian Internet Bussiness.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba