Àlvar Carpi

Àlvar Carpí

Música tradicional se sigue haciendo por suerte porque hay que guardar la tradición, el origen, de donde se viene. Yo reconozco que muy tradicionalista no soy, aunque he tenido la suerte de estar acompañando muchas veces o de ir acompañando a músicos y cantautores y gente que conocía muy bien la música tradicional. Pienso que como la lengua, como nuestras formas de vivir y de ser la tradición es una base donde apoyarse y luego, a partir de ahí ya cada uno puede coger e ir con su imaginación, su sensibilidad allí donde quiera. Sí es verdad que a veces los tradicionalistas, según lo que hagas se enfadan mucho, pero benditos ellos porque están ahí guardando la tradición, pero pienso que es esencial.

El hacerlo con el flabiol me parece una idea genial, entre otras cosas porque al ser música tradicional, el flabiol es un instrumento tradicional nuestro, el flabiol valenciano, y por lo tanto, además el que quisiera posteriormente, los niños ya tendrían la digitación de la dulzaina y me parece bien. Todo el mundo está acostumbrado a la flauta dulce en las escuelas pero me parece genial que se utilice el flabiol en este caso.

Finalmente, el trabajo en sí me parece un curro increíble que se ha pegado David y que pienso que es esencial, gracias a David ya gente como él que hace estas cosas por amor al arte y por amor a la tradición continuamos y continuaremos conservando nuestra música y nuestra tradición. Gracias David Reig.

Àlvar Carpi

Publicado en Entrevistas y etiquetado , , , .
David Reig Delhom

David Reig Delhom

1’80 de altura; calzo un 44; camiseta talla XL; unos 85 kgs. En función de la temporada; llevo gafas y el pelo largo. Además doy clases de música en secundaria desde hace 24 años, los últimos 19 en el IES Sanchis Guarner de Silla (València), donde dirijo un coro; participamos en el proyecto Com Sona l’ESO y muchas más actividades que realizamos desde el instituto; también soy socio de AULODIA, la asociación de profesores de música de primaria y secundaria de València; y estoy empeñado en difundir nuestra música tradicional porque creo, como muchas otras personas, que disponemos de un patrimonio musical y cultural inmenso, grandioso, colosal, extraordinario y casi infinito tanto en calidad como en cantidad. Por eso se me ocurrió la realización del proyecto Canta, toca i balla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *